domingo, 24 de mayo de 2009

LA ORDEN MILITAR DE SANTIAGO


















Hoy voy a hablar en REALES SITIOS DE ESPAÑA, dentro del Ciclo de las Reales Ordenes Militares Españolas, de las que voy a abordar. De la Orden Militar de Santiago, Importante Orden de la Reconquista, dedicada a proteger a los peregrinos del camino de Santiago y a retroceder a los musulmanes de los reinos hispánicos y del que seria el recién fundado Reino de Portugal.
















La Orden Militar de Santiago, fue una Orden religiosa militar fundada en el Siglo XII en el Reino de León, fundada por el Rey Fernando II de León, cuyo principal propósito era la defensa de la ciudad de Cáceres y la ayuda al sostenimiento de las campañas contra los almohades. Para después dedicarse a proteger a peregrinos que se dirigían a Santiago y a retroceder al Islam en los reinos hispánicos.
















Su nombre se debe al actual Patrón de España, Santiago el Mayor, apóstol de Jesús de Nazaret.
















El origen de la Orden Militar de Santiago, se debe a los tiempos de la Reconquista, en la que según algunas fuentes se creo debido a la victoria en la Batalla de Clavijo (844) La Rioja, conocida por la valentía y el coraje del General D. Sancho Fernández de Tejada. Dos ciudades se disputaban ser la sede de la Orden, la Ciudad de León y Úcles (Cuenca).
















La Fundación Militar de la Orden, se formó en 1710, cuando el Rey Fernando II de León y el Obispo de Salamanca, encargaron a 13 caballeros (Los Frastes de Cáceres, Caballeros de la Orden del Señor Santiago) la protección de la Ciudad de Cáceres, encabezados por D. Pedro Fernández de Fuentecalada, 1º Maestre de la Orden Militar de Santiago. En 1170, se dedicaban a socorrer a los peregrinos del Camino de santiago. Finalmente tras los apoyos del Clero a la Fundación, el 29 de Julio de 1710, queda establecida la Orden Militar de Santiago, expandida por reinos extranjeros pero principalmente por el Reino de León y el Reino de Castilla.














La Fundación Religiosa de la Orden, es debida al Rey Alfonso VIII de Castilla "Alfonso el Noble", mediante una Bula Papal otorgada por el Papa Alejandro III, donde se aprobaba sus constituciones y la hizo exenta de la jurisdicción de los frailes comunes, asi como reconocieron a sus miembros, que confirmaron los posteriores Papas. Los caballeros de la Orden Militar de Santiago, tenían territorios en la Península Ibérica y las Coronas de León y Castilla reclamaban para si la sede de la Orden.














En 1774, hubo en Arevalo (Avila) , un acto solemne donde el Rey Alfonso VIII de Castilla cedia la soberania de la Villa de Úcles y el Castillo a perpetuidad a D. Pedro Fernández de Fuentecalada, 1º Maestre de la Orden Militar de Santiago, para convertirse en la sede de la citada Orden. El Monasterio de Úcles, se convierte en residencia de los respectivos maestres.














Los caballeros santiaguistas estuvieron presentes en las batallas y acciones guerreras de la Reconquista, conquistando territorios que estuvieron a manos de la Orden, especialmente en el territorio de La Mancha.














MAESTRES DE LA ORDEN MILITAR DE SANTIAGO















Pedro Fernández de Fuentencalada (1170-1184)
Fernando Díaz (1184-1186)
Sancho Fernández de Lemus (1186-1195). Fallecido en la batalla de Alarcos.
Gonzalo Rodríguez (1195-1203)
Gonzalo Ordóñez (1203-1204)
Suero Rodríguez (1204-1205)
Sancho Rodríguez (1205-1206)
Fernando González de Marañón (1206-1210)
Pedro Arias (1210-1212). Fallecido en la batalla de Las Navas de Tolosa.
García González de Arauzo (1212-1217)
Martín Peláez Barragán (1217-1221)
García González de Candamio (1221-1224)
Fernán Pérez Chacín (1224-1225)
Pedro Alonso (1225-1226)
Pedro González (1226-1237)
Rodrigo Íñiguez (o Yáñez) (1237-1242)
Pelayo Pérez Correa (1242-1275)
Gonzalo Ruiz Girón (1275-1277)
Pedro Núñez (1277-1286)
Gonzalo Martel (1286)
Pedro Fernández Mata (1286-1293)
Juan Osórez (1293-1311)
Diego Muñiz (1311-1318)
García Fernández (1318-1327)
Vasco Rodríguez de Coronado (1327-1338)
Vasco López (1338)
Alonso Meléndez de Guzmán (1338-1342)
Fadrique Alfonso de Castilla (1342-1358)
Garci (o García) Álvarez de Toledo (1359-1366)
Gonzalo Mejía (1366-1371)
Fernando Osórez (1371-1383)
Pedro Fernández Cabeza de Vaca (1383-1384)
Rodrigo González Mejía (1384)
Pedro Muñiz de Godoy (1384-1385)
García Fernández de Villagarcía (1385-1387)
Lorenzo Suárez de Figueroa (1387-1409)
Enrique de Aragón (1409-1445)
Álvaro de Luna (1445-1453)
Juan II (1453) Administrador
Enrique IV de Castilla (1453-1462) Administrador
Beltrán de la Cueva (1462-1463)
Alfonso de Castilla (1463-1467)
Juan Pacheco (1467-1474)
Alonso de Cárdenas (1474-1476 en León) (primera vez)
Rodrigo Manrique (1474-1476 en Castilla)
Fernando el Católico (1476-1477) Administrador
Alonso de Cárdenas (1477-1493) (segunda vez)
Reyes Católicos (1493-...) Administradores. Incorporación definitiva a la Corona de España bajo el reinado de Carlos I.














43 Maestres en total, hasta la incorporación a la Corona de España de la Orden, en 1523, por parte de los Reyes Católicos, Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, por lo que de ese momento en adelante, los maestrazgos de las Reales Ordenes Militares serían desempeñados por los sucesivos monarcas españoles, por Bula Papal de Su Santidad Adriano VI.












Los 13 caballeros de la Orden Militar de Santiago, elegían al Maestre de la Orden. Hasta la incorporación de la misma en la Corona Española. Fueron los primeros caballeros en fundarlam y asístian a los capítulos con capas negras y bonetes (Extendidos al actual Gran Maestre de las Reales Ordenes Militares) y al fallecer, se hacía un acto llamado "enmienda" para que jurara el nuevo caballero designado. Eran las primeras dignidades de la Orden.












El juramento para el caballero que era designado de los trece:


















¿Vos Don... juráis a Dios ya Santa María ya esta señal de Cruz, ya estos Santos Evangelios, que tocáis corporalmente con vuestras manos, que cuando muriese el Maestre, que vos escogiereis persona idónea y suficiente para ser Maestre, que sea para reedificar y para defender y adelantar la Orden y mantener los frailes, según la Regla y Establecimientos de nuestra Orden y que no sea talla destruya?
Respuesta: Sí, juro.
¿Item que si viereis que el Mestre es inútil y pernicioso e incorregible y sin provecho, y que destruye la Orden más que la aprovecha, que vos le depondréis del Mestrazgo, según forma de derecho?Respuesta: Sí, juro.
¿Item que si alguna cuestión naciese entre él y el Cabildo, que vos intervendréis entre ellos?Respuesta: Sí, juro.
¿Otro sí, que por este poder que tenéis no obedezcáis menos al Maestre, en tanto que será Maestre, de modo que no le desobedezcáis en contrario de lo que habéis jurado?Respuesta: Sí, juro.
























La Orden Militar de Santiago, se dividia en los Comendadores Mayores de Castilla y León, con las sedes de Segura de la Sierra (Reino de Castilla) y Segura de León (Reino de León), con el respectivo diezmo para mantener la Orden.












Los requisitos para ser admitidos en la Orden Militar de Santiago, era probar sus cuatro primeros apellidos de Nobleza o Hidalguia y ser Hijosdalgo de sangre a Fuero de España y no de privilegio, tener limpieza de sangre en el linaje familiar y que ninguno de los padres o abuelos haya ejercido oficios manuales o industriales.












En pleno Siglo XXI, la Orden Militar de Santiago, forma parte del Consejo de las Reales Ordenes Militares, conocido como"Las cuatro órdenes militares españolas".












S.M el Rey Don Juan Carlos I de Borbón y Borbón, Rey de España, es el actual Gran Maestre del Real Consejo de las Ordenes Militares, del que están incluidas otras ordenes provenientes de la Reconquista, en la Edad Media. De las que hablare más adelante.












S.M el Rey Juan II de Avis, Rey de Portugal "El Príncipe perfecto". Trajo al vecino Reino de Portugal, la Orden de tal forma que tenían los mismos estatutos y pruebas de nobleza, con la diferencia de traer de la cruz acolada, una trencilla de Oro, en la insignia de los caballeros. Dependió del Gran Maestre de España, hasta tener el suyo propio en Portugal.












El emblema de la Orden, es la Cruz de Santiago (Cruz latina de gules en forma de espada). Con forma de flor de lis en la empeñadura y en los brazos. Representa el caracter caballeresco del Apostol Santiago. Las flores de lis representan a "El Honor sin mancha".












Libro Recomendado: Caballeros de la Orden de Santiago, Siglo XVIII, Emilio de Cardena.
(Editorial Hidalguia)




Diego Rodríguez de Silva y Velazquez, fue Caballero de la Orden Militar de Santiago, por dispensa Papal de Su Santidad Inocencio X, ya que por el linaje de su familia materna (Sevillana) eran Hijosdalgo de privilegio y por el linaje paterno (Portugues), no reunia las pruebas de nobleza necesarias. El Real Consejo de Ordenes Militares, hizo una investigación tomando a más de un centenar de testigos y tuvo que denegar en su momento su acceso a la Orden.